jueves, 11 de agosto de 2016

Origen del marketing.- Evolución en el tiempo







El término “Marketing” es anglosajón y fue inventado por los agricultores americanos de principio de siglo. Estos habían acumulado cosechas que el mercado en una situación normal no podía absorber. La pregunta que se hacían era: ¿HOW TO MARKET MY PRODUCT?, e iban a pedir asesoramiento a los profesores de los “LAND GRANT COLLEGES OF AGRICULTURE”. Algunos de estos profesores dieron respuestas válidas y efectivas y, poco a poco en Berkeley (California), en Cornell (Estado de New York) se les fue denominando “PROFESORES DE MARKETING”, porque respondían a la pregunta de los agricultores diciéndoles: “ASI ES COMO PUEDEN USTEDES DESENVOLVERSE EN EL MERCADO”.

Planteamiento:

De una manera general se puede afirmar que:

El marketing es la forma que ha tomado la comercialización de los productos en los mercados donde la oferta es sobreabundante, más particularmente cuando se trata de productos de consumo de más en una situación fuerte y libre competencia.

La mercadotecnia es aquella actividad humana dirigida a satisfacer necesidades y deseos mediante procesos de intercambio. (Philip Kotler). Dirección de Mercadotecnia, Análisis, Planeación y Control. Mexico, Editorial Diana, 1.990. p.37.

Evolución en el tiempo:

Ocho momentos económicos se han sucedido de forma cronológica, si bien no con un carácter rígido sino evolutivo, mezclándose en cada etapa las características del anterior y los gérmenes de la futura.

La primera etapa podemos considerarla como la de la Autosuficiencia Económica. Es una fase muy primitiva en la que los individuos reunidos en pequeñas comunidades familiares, desarrollan todas las tareas indispensables para satisfacer sus necesidades. Autosuficiencia significa en este caso, ausencia de intercambio, vemos pues como aún no existe ningún elemento que nos lleve al concepto de Marketing.

Después entramos en una etapa que podría denominarse de Comunismo Primitivo, donde las unidades familiares, se agrupan a su vez en otras comunidades mayores, para desarrollar en común tareas de tipo económico. La tierra era propiedad común de la colectividad y los frutos de la recolección eran distribuidos entre todos.

Dice el Dr.E.F. Schumacher (Comendador de la Orden del Imperio Británico) en su prólogo al magnífico libro de John Seymour, “La vida en el campo”. Editorial Blume, 1979. Prólogo p.6.

Podemos hacer las cosas nosotros mismos o pagar a otras personas para que nos las haga. Son dos sistemas de abastecimiento que podríamos denominar “sistema de autarquía” y “sistema de organización”, respectivamente. El primero tiende a crear hombres y mujeres independientes; el segundo supone hombres y mujeres integrados en una organización. Todas las comunidades existentes se basan en una mezcla de ambos sistemas; pero la proporción de uno y de otro son diversas.

En el mundo moderno, durante los últimos cien años aproximadamente, se ha producido un cambio enorme y único en la historia: de la autarquía a la organización. A consecuencia de esto, las personas se vuelven cada vez menos autosuficientes y más dependientes. Pueden afirmar que tienen niveles de educación más altos que cualquier generación pasada; pero lo cierto es que no pueden hacer nada sin ayuda de otros. Dependen completamente de vastas y complejas organizaciones, de máquinas fabulosas, de ingresos monetarios cada vez mayores. ¿Qué ocurre cuando sobreviene el paro, la avería mecánica, las huelgas, el desempleo? ¿Proporciona el Estado todo lo necesario? En unos casos, sí; en otros, no. Muchas personas quedan atrapadas en la red de seguridad; y ¿Qué ocurre entonces? Pues que sufren, se desaniman y hasta se desesperan. ¿Por qué no pueden ayudarse a sí mismas? En general, la respuesta es evidente: no saben cómo, nunca lo han intentado, no sabrían siquiera por dónde empezar. (sic).

Este prólogo data de 1979, hace casi 40 años y tiene una enorme vigencia.

En estos últimos 40 años hemos trasvasado muchas más personas de la autarquía a la organización.

Puede suscitar algún tipo de rechazo la palabra autarquía; podemos usar el sinonimo autosuficiencia que suscita menos rechazo.

Veamos que dice John Seymour en su introducción “La vía hacia la autosuficiencia”. John Seymour;”La vida en el campo”. Editorial Blume, 1.979. p.7.

La autosuficiencia no es “retroceso” a un pasado idealizado en el que las personas se afanaban por conseguir los alimentos por medios primitivos y se quemaban unos a otros, sospechosos de brujería. Es el progreso hacia una nueva y mejor calidad de vida, hacia una vida más grata que el ciclo súper-especializado de la oficina o de la fábrica, hacia una vida que devuelve al trabajo el aliciente y la iniciativa diaria, que trae consigo variedad, grandes éxitos en unas ocasiones y enormes fracasos en otras. Significa la aceptación de una responsabilidad plena por lo que se hace o lo que se deja de hacer, y una de sus mayores compensaciones es la alegría que nace de ver el desarrollo completo de cada tarea, desde sembrar el propio trigo hasta comer el propio pan; desde plantar un campo de forraje para cerdos hasta cortar una loncha de tocino…

Autoabastecimiento no significa “retroceder” a un nivel de vida más bajo. Al contrario es la pugna por conseguir un nivel de vida más alto, alimentos frescos, buenos, y orgánicamente elaborados, una vida grata en un ambiente agradable, la salud corporal y la paz mental que nacen de un trabajo duro y variado al aire libre, y la satisfacción que proviene de la realización de tareas difíciles y complicadas.


El hombre debería ser agricultor, no explotador. Este planeta no está destinado exclusivamente a nuestro provecho. El destruir todas las formas de vida que para nosotros no tienen utilidad ostensible y directa es inmoral y, en definitiva, es muy posible que contribuya a nuestra propia destrucción.


Muchas personas retornan de la ciudad al campo precisamente porque la vida en la ciudad, aun estando rodeadas de gente, les parece demasiado solitaria. Un labrador autárquico si tiene cerca a otros como él, se verá obligado a cooperar con ellos y llegará pronto a formar parte de una comunidad animada y cordial.

La autosuficiencia de nuestras necesidades físicas con la referencia de la salud y bienestar, está basada más en nuestra seguridad para controlar independientemente nuestra forma de hacer y proveer.

El hombre no fue creado como un animal especializado. No prosperamos si somos como piezas de una máquina. Estamos destinados por naturaleza a ser polifacéticos.



Retomamos las etapas.

En esta etapa de “comunismo primitivo” ya existe el intercambio aunque en sus formas más simples; los efectos de la distribución contribuyeron al descubrimiento del principio de especialización económica y su influencia en el nivel de productividad.

Continuamos con las etapas.

No solo los individuos y las familias comienzan a especializarse en un trabajo determinado, sino que lo hacen comunidades enteras. La especialización tiene como consecuencia el que la familia o comunidad, no pueden satisfacer todas sus necesidades por sí mismas, debiendo utilizar el exceso de los bienes que producen para intermediarlos por aquellos que necesitan. En esta etapa vemos ya procedimientos de marketing como son la búsqueda de clientes y la negociación de intercambios.

La especialización del trabajo y la aceleración en el intercambio de mercancías nos lleva a la etapa de los Mercados Locales, caracterizada por la concentración de mercancías en una misma localidad.

Adam Smith, economista y filósofo escocés, uno de los mayores exponentes de la economía clásica, fue influido por Francis Hutcheson, el famoso profesor de filosofía moral, que a la postre le influiría por la escuela histórica escocesa.

Adam Smith basaba su ideario en el sentido común.

Su célebre obra sistematiza de manera científica las bases del capitalismo moderno, y presentó su justificación teórica en una forma que marcaría el pensamiento de los más influyentes economistas del siglo XIX.

La amplitud de sus intereses, que abarcaban no solo economía, ética, filosofía, política, y jurisprudencia, sino también literatura (antigua y moderna), lingüística, psicología, y la historia de la ciencia, destaca tanto por su variedad como por su profundidad analítica.

Esta obra representa el intento por diferenciar la economía política de la ciencia política, la ética y la jurisprudencia. Un elemento fundamental para esta diferenciación fue la crítica al mercantilismo, corriente heterogénea que venía desarrollando nociones económicas desde el siglo XV, más vinculada a los imperios coloniales que a la naciente revolución industrial.

Según la tesis central de “La riqueza de las naciones”,The wealth of nations. 1776; la clave del bienestar social está en el crecimiento económico, que se potencia a través de la división del trabajo y la libre competencia. Según esta tesis, la división del trabajo, a su vez, se profundiza a medida que se amplía la extensión de los mercados y la especialización. Por su parte, Adam Smith considera la libre competencia como el medio más idóneo de la economía, afirmando que las contradicciones engendradas por las leyes del mercado serían corregidas por lo que él denominó "la mano invisible" del sistema.



La teoría de Adam Smith es la teoría de la división y especialización del trabajo a través de la definición de puestos y tareas desempeñados por diferentes personas

El libro “La riqueza de las naciones” de Adam Smith cita que si una persona fabrica alfileres y hace menos de cien al día esto podría mejorarse pudiendo fabricar hasta 10.000 si dividimos el trabajo, especializándose.

El Principio que motiva la División del Trabajo.

Lo que motiva principalmente a la división del trabajo es la necesidad del hombre de permutar, cambiar y negociar una cosa por otra.

Por ejemplo uno nunca ha visto a dos perros intercambiar un hueso, ni los seres humanos, ni ninguna otra clase de persona hace eso. Cuando uno necesita algo, va donde la persona lo tiene y lo persuade para obtenerlo. Dame lo que necesito y tendrás lo que deseas, es el principio de cualquier oferta. Como necesitas permutar o comprar cosas es lo que originó la división del trabajo.

Un ejemplo de una tribu en el que una persona es más hábil en hacer flechas y arcos, generalmente los va a cambiar a otro de la tribu que sea mejor cazador, por carne o caza y él se dedica a la confección de arcos y flechas. Así como esta persona es buena en hacer arcos y flechas, habrá otra que es buena en hacer la cubierta para las casas, por ejemplo el carpintero.

Los hombres son iguales, la especialización en determinadas actividades no es la causa de la división sino tal vez el efecto de ella. Por ejemplo los hombres nacen iguales, si uno ve dos niños hasta la edad de los 8 o 10 años no hay diferencias, después de esta edad comenzaran a diferenciarse según el grado de educación y sus gustos personales.



La siguiente gran revolución en las teorías de gestión fue la de Frederick Taylor.

Promotor de la organización científica del trabajo es considerado el padre de la Administración Científica.



En 1878 efectuó sus primeras observaciones sobre la industria del trabajo en la industria del acero. A ellas les siguieron una serie de estudios analíticos sobre tiempos de ejecución y remuneración del trabajo. Sus principales puntos, fueron determinar científicamente el trabajo estándar, crear una revolución mental y un trabajador funcional a través de diversos conceptos que se intuyen a partir de un trabajo suyo publicado en 1903 llamado Shop Management.



Taylor expandió la idea de la especialización del trabajo de Smith con la introducción de métodos científicos para la medida de los procesos productivos y de manufactura en su libro “The Principles of Scientific Managament” (1911)

Frederick Taylor en “Los Principios de la Administración Científica” propone una teoría que se enfoca fundamentalmente en lograr la máxima eficiencia de las personas y de las empresas mediante la ciencia. Taylor cree que los trabajadores están lejos de utilizar su máxima capacidad y de ser eficientes, ya sea por la permanente guerra existente entre empleadores y empleados, o bien, porque ser eficiente implica trabajar más que el resto y ganar lo mismo, entre otras causas. Es por esta razón que plantea los principios de la administración científica, los cuales buscan aumentar la capacidad y eficiencia de los trabajadores.

Los principios son los siguientes:

Primero.- El desarrollo de la ciencia verdadera.

Segundo.- La selección científica del trabajador.

Tercero.- Su desarrollo y educación científica.

Cuarto.-La cooperación amigable entre la gestión y el hombre

Uno de los principales beneficios de la teoría de Taylor es encontrar una solución tangible a la poca eficiencia reinante en el mundo laboral de la época. El autor identifica ciertas causas que pueden causar dicha ineficiencia, y las soluciona mediante una serie de pasos establecidos mencionados con anterioridad. Si se observa de manera superficial los pasos a seguir de la teoría, podemos llegar a la conclusión de que cumple con el objetivo propuesto, ya que soluciona en gran medida los problemas reinantes.

En primer lugar, elimina, sustituye o mejora los métodos utilizados hasta ahora, transformando de manera drástica la forma como se han venido haciendo las cosas.

Propone que un científico, o persona que haya estudiado la situación, seleccione a una persona ideal para el trabajo, alguien “nacido para eso”, que pueda entrenar y desarrollar para que haga el trabajo tal como se le dice, de este modo puede alcanzar su máximo potencial. A continuación, se analiza y se realiza un seguimiento al trabajador para asegurarse que cumple.



Excepto para los intereses mercantiles a Adam Smith y a Taylor, los hombres les sirven para bien poco.

Estos Mercados, nacieron con carácter temporal, es decir, que se celebran ciertos días de la semana o al año, pero fue el embrión que utilizaron algunos comerciantes para establecerse de forma permanente en puestos, tiendas o plazas para mercado.

La aparición de los mercados locales, permitió que por primera vez determinadas personas se dedicasen al comercio y no a la producción; por otra parte la especialización en la actividad de vender, extendió la idea del comercio, como proceso de intercambio de bienes económicos y como conjunto de instituciones especializadas que facilitaban el intercambio.

La necesidad de encontrar una unidad de valor que facilitara los intercambios nos introduce en una nueva etapa llamada la Economía Monetaria. La moneda apareció en formas muy diversas, utilizándose diferentes medios de pago, desde semillas de té o pimienta, hasta ganado o esclavos, pasando más tarde a los metales como el bronce o el hierro y finalizando con las monedas de oro y plata. La aparición de un medio común de circulación, apresuró el paso del comercio, proporcionando una base más sólida para la permanencia y funcionamiento de los mercados locales.

Con los respectivos avances analizados en las etapas precedentes, llegamos a un momento en el que el hombre produce ya no solo para asegurar su supervivencia, sino con un objetivo bien distinto, la búsqueda de un beneficio, entramos pues en la etapa del Capitalismo Primitivo.

Los que por su fuerza o destreza, tuvieron éxito en la acumulación de bienes, comenzaron a intercambiar sus excedentes, por el trabajo de otros hombres, dando lugar a dos clases sociales diferenciadas, una clase de propietarios y otra clase de trabajadores.

Los dueños de propiedades, organizaron a sus trabajadores en unidades productivas y buscaron mercados próximos o lejanos, para intercambiar su producción, siendo los propios trabajadores los consumidores últimos de estos bienes. Pero en general, este capitalismo primitivo, operó en una economía de escasez, lo que significa que existían pocos motivos para el estudio de las necesidades del consumidor. El concepto de marketing, se traducía a las actividades que requerían la búsqueda de clientes o mercados y el transporte de los productos, desde los centros de producción a los de consumo, con el objeto, claro está, de obtener una ganancia. Este culto al beneficio es el que nos introduce en una de las etapas más próximas a nosotros, la etapa de la Producción en Masa.

La producción en masa, llegó como consecuencia de una serie de circunstancias coordinadas entre sí, como fueron, el aumento de la población mundial, las mejoras en los medios de transporte y comunicación, la formación de las grandes ciudades y la acumulación de capital.

Henry Ford encontró distintos usos para las teorías de Taylor.

A él se le atribuye el fordismo, sistema que se difundió entre fines de los años treinta y principios de los setenta y que creó mediante la fabricación de un gran número de automóviles de bajo costo mediante la producción en cadena. Este sistema llevaba aparejada la utilización de maquinaria especializada y un número elevado de trabajadores en plantilla con salarios elevados.

El Ford T apareció en el mercado el 1 de octubre de 1908 y presentaba una gran cantidad de innovaciones. Por ejemplo, tenía el volante a la izquierda, siendo esto algo que la gran mayoría de las otras compañías pronto copiaron. Todo el motor y la transmisión iban cerrados, los cuatro cilindros estaban encajados en un sólido bloque y la suspensión funcionaba mediante dos muelles semi-elípticos. El automóvil era muy sencillo de conducir y, más importante, muy barato y fácil de reparar. Era tan barato que, con un coste de 825 dólares estadounidenses en 1908 (el precio caía cada año), para 1920 la gran mayoría de conductores habían aprendido a conducir en el Ford T.Esto le permitió llegar a un gran mercado de masas.

Ford también se preocupó de instaurar una publicidad masiva en Detroit.



Estas condiciones motivaron la aparición de grandes empresas y de la producción en serie, apareciendo ya algunas con las características del marketing moderno, como las marcas comerciales y la publicidad, siendo concebido el marketing, como un conjunto de actividades desarrolladas por los vendedores para mejorar y estimular el movimiento de bienes y servicios desde el productor al consumidor.

Entramos por último en la etapa actual, o de la Sociedad Próspera, que podemos considerarla como aquella en la que existen un número importante de personas con excedentes dinerarios, después de cubrir sus necesidades fundamentales, de forma que constituyen un mercado potencial de bienes y servicios, que satisfacen necesidades y deseos de tipo psicológicos, sociales y culturales.

La pregunta no es ya lo que la gente necesita, sino lo que la gente quiere. La investigación de mercados, pasa a primer plano, se trata ahora de interpretar los deseos del consumidor creando bienes que les satisfacen.

Las sociedades preindustriales, son sociedades agrícolas, prácticamente estáticas. Las maneras fundamentales de vivir, organizarse, pensar y sentir de los colectivos agrícolas no se modificó apenas.

Las primeras sociedades industriales vivieron y prosperaron gracias a los productos que fabricaban con sus máquinas. Aunque en menos de 200 años, se transformaron con rapidez sus saberes y sus máquinas.

Para las sociedades de la primera revolución industrial, la ciencia y la tecnología se movían y debían moverse pero el resto de la vida de los hombres no debía moverse, basada en el descubrimiento de la naturaleza, desvelada por la ciencia y el saber.

La segunda revolución industrial es una gran transformación científica y tecnológica pero, principalmente, es una transformación radical de los sistemas de vida, y lo es porque es una gran transformación de la manera de producir bienes y organizarse.

Si las organizaciones económicas de la primera revolución industrial eran empresas para producir bienes o servicios, las de la segunda son empresas para producir innovación, es decir, conocimientos, tecnologías, y, a través de eso, bienes y servicios.

Las empresas de innovación son, por tanto, empresas de conocimiento, organizaciones de aprendizaje, empresas inteligentes. Parece evidente que a corto y medio plazo continuarán existiendo empresas dedicadas a producir bienes en serie, a la manera de las empresas de la primera revolución industrial. Pero aunque continúen existiendo mayoritariamente ese tipo de organizaciones, quedarán contextualizadas por las empresas de innovación, empresas dinámicas.

Ajustando más el estudio histórico a los avatares cronológicos podemos decir que el Marketing Moderno, nace en EE.UU: con la revolución Industrial, llegando a su mayoría de edad después de la Primera Guerra Mundial.

El siguiente gráfico ilustra el proceso en el tiempo


Teorías de gestión
Momentos económicos, Evolución en el tiempo
Relación con Marketing
Tecnologías y sucesos



Adam Smith (1790)
Frederich Taylor (1911)
Autosuficiencia económica
Comunismo primitivo
Maduración comunismo primitivo
Aparecen mercados locales
Economía Monetaria
Capitalismo Primitivo
Ausencia de intercambio
Crecen las comunidades para desarrollar tareas de tipo económico. Comienza el intercambio
Especialización del trabajo.
Búsqueda de Clientes.
Negociación de intercambios.
Personas dedicadas al comercio.
Personas dedicadas a producir.
Especialización de la actividad de vender.
Diferentes medios de pago.
Semillas de té o pimienta.
Ganado o esclavos.
Bronce o hierro.
Oro y Plata.
No solo se asegura la supervivencia, se busca un beneficio.
Intercambio de excedentes.
Clase de propietarios.
Clase de Trabajadores.


Henry Ford (1913)
TQM, Six Sigma (1980)
BPR-Reingenieria (1993)
BPM (2006)
Maduración Capitalismo Primitivo
Producción en masa
Producción en serie
Sociedad Próspera
Maduración Sociedad Próspera.
Trabajadores organizados en unidades productivas.
Economia de escasez.
Búsqueda de clientes o mercados.
Transporte de productos.
Aumento población mundial.
Mejoras medios de comunicación y transporte.
Formación ciudades.
Acumulación de capital.
Marcas comerciales.
Publicidad.
Excedentes dinerarios.
Necesidades y deseos de tipo psicológico, sociales y culturales.
No solo se atiende a lo que la gente necesita, sino a lo que la gente quiere.
Investigación de mercados.
Interpretar los deseos del consumidor.
Era industrial (1930-1970)
Recesiones económicas.
Exceso de producción. (1990) (2008)
Tecnologías de la Información. Internet
BPMS. (1996-2003).


 
actualizar

TQM, Six Sigma (1980)
BPR-Reingenieria (1993)
BPM (2006)
Sociedades Preinduatriales
Primera Revolución Industrial
Segunda Revolución Industrial
Empresas de innovación
Sociedad del Conocimiento
sociedades agrícolas, prácticamente estáticas. Las maneras fundamentales de vivir, organizarse, pensar y sentir de los colectivos agrícolas no se modificó apenas
La ciencia y la tecnología se movían y debían moverse pero el resto de la vida de los hombres no debía moverse, basada en el descubrimiento de la naturaleza, desvelada por la ciencia y el saber.
Gran transformación científica y tecnológica pero, principalmente, es una transformación radical de los sistemas de vida, y lo es porque es una gran transformación de la manera de producir bienes y organizarse.
Empresas de conocimiento, organizaciones de aprendizaje, empresas inteligentes
Mayoritariamente ese tipo de organizaciones, quedarán contextualizadas por las empresas de innovación, empresas dinámicas.

Era industrial (1930-1970)

Recesiones económicas.
Exceso de producción. (1990) (2008)
Tecnologías de la Información. Internet
BPMS. (1996-2003).
actualizar

TQM, Six Sigma (1980)
BPR-Reingenieria (1993)
BPM (2006)
Sociedades Preinduatriales
Primera Revolución Industrial
Segunda Revolución Industrial
Empresas de innovación
Sociedad del Conocimiento
sociedades agrícolas, prácticamente estáticas. Las maneras fundamentales de vivir, organizarse, pensar y sentir de los colectivos agrícolas no se modificó apenas
La ciencia y la tecnología se movían y debían moverse pero el resto de la vida de los hombres no debía moverse, basada en el descubrimiento de la naturaleza, desvelada por la ciencia y el saber.
Gran transformación científica y tecnológica pero, principalmente, es una transformación radical de los sistemas de vida, y lo es porque es una gran transformación de la manera de producir bienes y organizarse.
Empresas de conocimiento, organizaciones de aprendizaje, empresas inteligentes
Mayoritariamente ese tipo de organizaciones, quedarán contextualizadas por las empresas de innovación, empresas dinámicas.

Era industrial (1930-1970)

Recesiones económicas.
Exceso de producción. (1990) (2008)
Tecnologías de la Información. Internet
BPMS. (1996-2003).




Los excesos del sistema nos conducen a la situación actual.

Saturación de los mercados que obligan a unificarlos artificialmente creando conceptos como la globalización y pervirtiendo las necesidades inventándose nuevas y utilizando los sistemas de publicidad y convencimiento masivo para vender creando a su vez distorsiones de consumo y de residuos que no podemos asumir pero todos pagamos, como el calentamiento global, la superpoblación y la muy deficiente gestión de los residuos.

Tanto hablamos de necesidades que no vendría mal tener a mano y recordar el cuadro de necesidades de Maslow.

CUADRO DE LAS NECESIDADES BÁSICAS HUMANAS

Inspirado en Maslow, adaptación y ampliación: Cesar Arroyo

NECESIDAD
SE SATISFACE CON,...
CONSECUENCIAS DE LA INSATISFACCIÓN
PREDISPUESTO A,...
ESTIMULOS PRIMARIOS DE SATISFACCIÓN
ESTIMULOS SECUNDARIOS O ARTIFICIALES
CONSECUENCIAS NEGATIVAS EN RELACIÓN CON,...
Oxigeno
Respiración
Asfixia
Muerte
Aire
Aire acondicionado, Casa de campo,...
Medio Ambiente
Agua
Ingestión de liquido
Sed
Muerte
Agua
Bebidas
Medio Ambiente
Calor
Temperatura adecuada
Frío - Calor
Muerte
Ropa, Cobijo
Calefacción, Refrigeración, Casas, Ropa,...
Vestido, Vivienda
Reposo
Descanso, Sueño
Agotamiento
Muerte
Muebles, Espectáculos, Automóviles, Electrodomésticos,...
Motilidad
Ejercicio muscular, Movimiento, desplazamiento
Anquilosamiento
Muerte
Transportes, viajes, deportes,...
Evacuación
Micción, Defecación, Sudoración,...
Envenenamiento
Muerte
Laxantes, Diuréticos, Saunas,...
Alimento
Ingestión de alimentos
Hambre
Muerte
Alimentos
Alimentación, Gastronomía, Restaurantes
Alimentación
Maternidad
Gestación, Alumbramiento y Lactancia
Trastornos funcionales
Neurosis
Sexo
Excitación y Orgasmo
Trastornos funcionales
Neurosis
Órganos sexuales
Erotismo, Pornografía
Sexo
Seguridad
Aceptación de las normas del clan, Acumulación de alimentos o riqueza, hacerse indispensable al grupo
Ansiedad
Neurosis
Garantía de satisfacción permanente de las necesidades
Seguros, Seguridad Social, Estabilidad en el empleo, Inversiones, Estudios, Ahorro
Afiliación
Convivencia con otras personas
Soledad
Neurosis
El grupo, Familia, Clan, Tribu
Clubs, Asociaciones, Partidos, Religión, Patria, Estado
Gregarismo
Identificación con los miembros del grupo con que se convive
Inadaptación
Psicosis, Delincuencia
El uniforme
Moda, Automóviles, Viviendas
Distinción
Distanciamiento jerárquico de los miembros del grupo con que se convive
Inadaptación
Psicosis, Delincuencia
Collares, Medallas, Signos de status
Moda, Automóviles, Viviendas
Estima propia
Conducta consecuente con la propia escala de valores
Depresión
Suicidio
Código ético, Normas de conducta
Estima ajena
Percepción de los signos externos de aceptación
Depresión
Suicidio
Premios, Signos de status
Posesión
Posesión física de los objetos necesarios para satisfacer las necesidades básicas
Angustia
Neurosis
Tierras, Muebles, Utensilios, Animales
Propiedad de Inmuebles, muebles y objetos
Dominio
Influencia moral sobre otras personas
Frustración
Neurosis
Prestigio
Poder
Posibilidad de coacción sobre las decisiones ajenas
Frustración
Psicosis, Delincuencia
Fuerza física, Sabiduría, Dinero
Dinero, Pertenencia a una elite
Conocimiento
Invención de nuevos fenómenos, causas y relaciones
Frustración
Neurosis
La naturaleza
La innovación en las ciencias
Belleza
Ordenación del entorno personal de acuerdo con un canon
Frustración
Neurosis
La naturaleza
El arte conceptual
Creación
Producción de algo distinto de nosotros que nos sobreviva
Frustración
Neurosis
La paternidad
La creación artística, literaria, empresarial, política
Amor
Comunicación profunda con otra persona
Frustración
Neurosis
La persona amada
Una idea personalizada
Religión
Comunicación profunda con un ser superior
Frustración
Neurosis
Lo desconocido
Dios


Lo que esperamos de un futuro que ya tenemos encima:



La segunda revolución industrial:

Las sociedades de innovación, de aprendizaje continuo o inteligentes, tal como las hemos descrito en la lógica de su dinámica y estructura, son sólo un modelo, un escenario. Las organizaciones de este tipo son todavía minoritarias en los países avanzados; y cuando se dan, están todavía muy mezcladas con viejos patrones de organización, viejas formas de vida y viejas maneras de pensar y sentir. Es lógico que ocurra así porque estamos en una época de transición. Lo que nos importa advertir y reconocer es que ese tipo de organizaciones económicas, aun siendo minoritarias y mestizas, están ya condicionando y marcando el paso de la economía de los países.

La innovación continua, con todo lo que hemos visto que comporta, se ha convertido ya en el motor de la economía. Este hecho, que ya se ha producido y que no hace más que crecer, impone una dirección a toda la actividad humana. Continúan existiendo muchas empresas de producción de bienes y servicios en serie que prolongan la organización según los viejos patrones jerárquicos y tayloristas, pero ya están contextualizadas por el hecho de que la innovación es el principal factor de competitividad.

El grupo minoritario de las organizaciones inteligentes han impuesto ya una nueva marcha a la economía. Eso cambia las maneras de vivir, de trabajar, de organizarse, de pensar y de sentir.

Estamos frente a un hecho ya consumado que nos exige el estudio de la dinámica y de la estructura de las sociedades creativas: El movimiento de los colectivos innovadores lo condiciona y lo contextualiza todo, incluso lo que todavía no se mueve o no se mueve a tanta velocidad. Podemos afirmar justificadamente que las organizaciones dinámicas se han convertido en el nuevo patrón cultural, el nuevo sistema de programación para los colectivos de la nueva gran revolución industrial que se nos está echando encima rápida y profundamente.

Ese nuevo paradigma configurará nuestras maneras de pensar, sentir, vivir y organizarnos; y mediatizará, necesariamente, hasta nuestras formas religiosas.

csl.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.