17 de noviembre de 2009

ALAKRANA. Las tragaderas de los Marinos.




Los Armadores mandan, el Gobierno es receptivo y actúa y los Marinos tragan.

¿Cómo es posible que un Marino pueda aceptar unas condiciones de trabajo y no olvidemos que en este caso también son condiciones de vida como las que se han decidido para pescar en el Indico.?

Los Armadores defendiendo los derechos de adjudicación y de explotación de su negocio, han presionado al Gobierno para incorporar unas normas e infraestructuras en sus buques que les den “cierta garantía” para seguir desarrollando su actividad, que son incorporar a bordo de sus buques, personal civil de defensa.

El Gobierno consciente del efecto mediático que supone el secuestro del “Alakrana”, intenta rebajar el nivel de expectación de la opinión pública, por una parte por el desenlace del secuestro, cosa lógica, y otra dando soluciones inducidas por armadores, partidos políticos y medios de comunicación que recuerdan lo que han hecho otros estados ante esta situación. El Gobierno decide ante la imposibilidad legal de embarcar a personal militar en los buques de bandera española para defender sus derechos, permitir embarcar personal civil con atribuciones de defensa de los intereses de estos buques en las zonas en las que opera, dotándoles de armamento para cumplir su objetivo.

Los Marinos, a los que nadie hacen caso, ni los Armadores pues siguen con sus objetivos de seguir explotando los caladeros y por lo que parece en cualquier circunstancia, ni el Gobierno pues siguiendo las pautas marcadas por los Armadores se pliegan a sus deseos y así deciden; y habría que ver como se soluciona en el despacho del buque a las nuevas incorporaciones, en concepto de que constan en las listas de tripulantes, tienen los cursos básicos de Supervivencia y ContraIncendios?, cual es ahora la responsabilidad del Capitán.

Los Medios de Comunicación no sienten la necesidad de conocer la opinión de los profesionales del mar y por lo que parece los mas afectados.

Tanta necesidad tendremos los Marinos como para tragar con estas condiciones, realmente creéis colegas que esta situación es digna de ser vivida. No valdría la pena volver a casa y exigirle al Gobierno que mientras no haya seguridad para el trabajo nos pague el sueldo, entretanto que trabajen para resolver esta situación a nivel internacional, porque esta podría ser una solución en vez de darnos “infraestructura” para hacer la guerra por nuestra cuenta, en la que tenemos mucho que perder, incluso la propia vida.

Que no os parezca descabellada la solución de volver a casa, tendríais el apoyo de la Sociedad que ya salió para reclamar que pudierais volver a ser libres de vuestra situación de secuestro. No esperéis a volver a casa porque el trauma de las experiencias vividas os obligan. Otros colectivos de la misma Sociedad que la nuestra consiguen apoyos y ayudas sin estar en circunstancias tan dramáticas como la vuestra.

Os deseo toda la suerte del mundo y ojala se cumplan las expectativas de vuestra liberación y en horas podáis navegar libres.

csl 17/11/09


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.