29 de julio de 2010

Una Analogía humanista de la Informática Parte-2

Para su mejor comprensión y lectura he decidido publicar este artículo en tres partes.

Convenciones:

Informática = Computación
Ordenador = Computador/a
Altavoces = Altoparlantes

Los programas de Aplicación.

Hemos llegado al punto en que el ordenador tiene capacidad para utilizar los periféricos que le hemos conectado, el teclado, ratón, pantalla, impresora, … y ahora que?, el ordenador espera a que le mandemos hacer algo – es un poco frustrante – porque en esa espera no sucede nada, necesitamos algo más.

Los programas de aplicación que le darán sentido a esa misteriosa máquina. Necesitamos que alguien redacte unas órdenes para que podamos escribir un texto, hacer unos cálculos, llevar la contabilidad de una empresa, etc. y los iremos llamando uno a uno según nuestras necesidades. Eso si con un alto grado de rigidez.

Es como si teniendo todo el sistema a punto, nos mantuviéramos pasivos, claro que en el caso de los humanos para generar la energía se activan programas de alerta de déficit de energía (sed y hambre), de movilización coordinada de nuestro aparato locomotor para alcanzar el objetivo de solucionar ese déficit, de alerta (instintos) que nos obliga a realizar acciones con una prioridad máxima, tanto en protección como en continuidad.

Una lógica inscrita en otra lógica, la primera lógica nos ha permitido ser y la otra lógica nos ha permitido aplicarla.

En el caso de los humanos los programas de aplicación serían los equivalentes a ir a la compra, fabricar un tornillo, jugar, dar una clase, etc. Todo esto con alto grado de libertad, variedad e independencia en cuanto a decisiones.

No deja de ser una visión simplista de cómo un incipiente ordenador emula a un humano, aunque en determinadas tareas sea muy superior, “siempre nos quedará París” y es que existe una reacción visceral hacia la Informática como usurpadora de algo muy nuestro que no queremos que pueda llegar a nuestras esencias que somos los primeros en desconocer, por la pérdida del romanticismo y sensibilidad que suponen expresiones únicas que se nos antojan irrepetibles e irreplicables.

Es reciente el logro del equipo de Craig Venter que salió a la palestra informativa como “Por primera vez se creo vida artificial”, los humanos estamos “jugando a ser Dios”. En fin y otras lindezas. Lo cierto es que lo único que se hizo, y no es poco, es construir en el laboratorio un ADN de una bacteria siguiendo estrictamente el de una prima y clonándolo en la primera (sustituyendo un ADN por otro), dando lugar a una reprogramación de dicha bacteria que ya estaba formada y viva. Lo que nos queda son las técnicas de laboratorio para realizar este proceso eficientemente, que como digo no es poco.

Como suceden las cosas en los humanos desde el principio.

Partimos de una célula, el cigoto con su membrana y su núcleo y dentro de él nuestro ADN, en una escala de tiempo, momento 0.

En el está la información, aportada por nuestro Padre y nuestra Madre, necesaria para crearnos como seres humanos y para mantenernos vivos y coherentes durante un tiempo. Son 3.000 millones de pares de bases químicas de 4 tipos.

Al cabo de 30 horas esta célula se divide en dos, antes de separarse la célula original crea una copia del ADN y la rodea de una membrana de modo que ha creado otro núcleo, a continuación se divide y ahora tenemos dos células cada una con su ADN, el mismo ADN. Entretanto esa célula también está creando sustancias que sirven para dotar de estructura a la propia célula y la que viene y nutrirlas (mantenerlas vivas).

Como crea la célula sustancias para nutrirse y para mantener su estructura, pues esa información la tiene en el ADN, entonces utiliza una parte muy concreta de él y construye una sustancia concreta que le sirve para su estructura.

Las células resultantes se siguen dividiendo en progresión 1, 2, 4, 8, 16, 32, …

A los 4 días tenemos unas 32 células y a los 7 días se produce lo que se denomina diferenciación celular, esto significa que las células que van a ser epiteliales acceden a una parte del ADN diferente para constituir su estructura. Las células musculares que tienen una estructura distinta accederán a otra parte del ADN, eso si, en cada una de ellas cuando se replican copian el ADN completo.

La naturaleza podría haber utilizado otro sistema para la diferenciación, por ejemplo copiar solo el ADN que tiene la información para crear esa estructura diferenciada, pero no lo hacen así, lo copian entero. Hay razones para ello.

Estamos creando el hardware del ser humano

A los 20 días aproximadamente comienza a crearse el cerebro y el corazón y así se van formando los órganos y estructura que dará lugar a una primera emancipación con el nacimiento y la autonomía de no depender físicamente de nadie.

En un ordenador (computadora) disponemos de la Unidad Central de Proceso (UCP) que a su vez dividimos en tres elementos que son la Memoria Principal (MP), La Unidad Aritmético Lógica (UAL) y la Unidad de Control (UC), es la Unidad donde se realizan los procesos, las operaciones, los cálculos y el control que nos aporta fiabilidad. Podemos intuir que esta parte en los humanos se encuentra en el cerebro.

Una vez creado físicamente el cerebro estaría en condiciones de albergar información y procesarla (Antes de cumplir las 24 semanas, no existen ondas cerebrales. Los patrones eléctricos del cerebro se parecen a los de la muerte cerebral en el adulto, es decir no hay actividad cerebral y no se siente dolor. “Kuljis, 1994 en Craig (2001)”.

“Desarrollo Psicológico. México: Pearson Educación”.

En un momento determinado el cerebro tomará el control del cuerpo haciendo valer su sistema operativo y coordinar todas sus funciones para que el sistema sea autónomo y no dependa de la portadora.

En el ámbito cibernético cuando introducimos un programa de aplicación, p.ej. un sistema de gestión de bases de datos, este programa lo introducimos completo, es decir primero lo elaboramos y después lo copiamos a la memoria del ordenador (disco) y cuando queremos lo ejecutamos.

En el ámbito humano el programa de aplicación se auto elabora fundamentalmente en base a la utilización de los periféricos, brazos, piernas, ojos, oídos, voz, etc. La dirección de la información va en sentido contrario, de los periféricos al cerebro.

Es como si en el ordenador hiciéramos algo en la impresora y ese constructo lo lleváramos la memoria.

La interconexión lógica de un periférico con el sistema se adapta a través de una información contenida en un Driver, este driver lo aporta el periférico. En el caso de un brazo el gen o los grupos de genes que tienen la información de construirlo también tienen la información de cómo usarlo, driver.

© csl.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.