31 de julio de 2010

Una Analogía humanista de la Informática Parte-3

Para su mejor comprensión y lectura he decidido publicar este artículo en tres partes.

Convenciones:

Informática = Computación
Ordenador = Computador/a
Altavoces = Altoparlantes
La interacción hardware – software.

Toda el alma de un electrón es de amor y odio, un amor desmedido hacia un protón y un odio desmedido hacia otro electrón, es o todo o nada, dicotómico, 0 ó 1.

El encuentro en el espacio de partículas electrón – protón, generan asociaciones que dan lugar a otras entidades (los átomos) con un alma resultante de las almas de las partículas que las forman, esto hace posible matizar la dicotomía inicial en opciones que el azar combinará formando moléculas con un alma resultante mas compleja, mas selectiva, comenzando así una incipiente diferenciación. Esta diferenciación permite disponer de un abanico de opciones, en principio rígida y determinada. Cuanto mas complejidad mas posibilidad de opciones, hasta llegar a una complejidad en donde las opciones puedan ser elegidas por un proceso de decisión en base a los intereses de la coherencia. En este nivel no todo es construir a veces la mayor intensidad de unos y otros hace que algunos retrocedan y le sean “robadas” partículas para transformarse los dos en otra cosa. Empezamos a hablar de algunos de carácter muy estable (satisfechos como están), estables (permiten algún cambio), poco estables (puede que cambien), nada estables (seguramente cambian).

En realidad de que estamos hablando:

De entidades cada vez mas complejas con un carácter mas complejo que disponen de un gran abanico de opciones para relacionarse, estamos hablando de atracción, rechazo, de amor, de odio, de carácter, de relaciones, de …

Estamos utilizando las mismas palabras que en nuestras relaciones y en función de que las moléculas y los organismos sean mas complejos vamos diversificando dotándolos de variedad lingüística e intencional.

Que somos nosotros pues:

Si una célula tiene ¿???? Moléculas y nosotros estamos formados por trillones de células, seremos la resultante de carácter de todas ellas (El carácter biológico), mas la herencia histórica, mas lo aprendido, es decir lo evolucionado en base a nuestros inputs, a nuestra experiencia personal (El carácter histórico).


Consideraciones finales.

Podríamos decir que en las partículas elementales encontramos el alma mas primitiva y sin opciones de elección. La atracción o el rechazo (binario, 0 ó 1) una simple dicotomía a partir de la cual se estructura el todo.

Así como nos resulta difícil entender como podemos estar formados físicamente por partículas elementales organizadas en una estructura coherente. Casi nos resulta imposible entender que estamos formados por almas elementales que forman una coherencia capaz de dar lugar a un sentimiento o a un razonamiento.

Si un cloro se encuentra con un sodio en un ambiente energético se unen podemos decir que estaban hechos el uno para el otro, que el carácter del cloro es afín o amigo del sodio, del potasio, etc. que la tendencia ….

Estamos utilizando términos intangibles, hechos el uno para el otro, carácter, afín, amigo, que definen comportamientos en seres mucho mas complejos, algo estamos adoptando -entre Luis y Maria- hay química.

Es posible que “el bosque no nos permita ver los árboles” no concebimos una única tendencia como toda un alma.

Sin embargo el Cloro puede elegir dependiendo del azar de encontrar y de la intensidad de su carácter.

También puede ser otra cosa si gana un electrón o lo pierde.

O creamos coherencias indecisas, los iones.

El dualismo sustancial es inherente a las sustancias. El dualismo de cuerpo y alma, no como una sustancia para la materia viva y otra para la materia inanimada, sino que el alma puede ser un atributo del cuerpo que tendrá la capacidad de expresión y si ponemos el foco en el alma el razonamiento lo haremos al revés.

Seguimos pensando en alguna aportación externa.

21 gramos puede ser el “peso de la energía” para mantener la coherencia de un ser.

El empecinamiento en definir las características de la vida supone un todo a aportar a la sustancia para que refleje estas características, olvidando que la propia sustancia ya tiene su propia vida aunque no este expresada en esas características.

El ADN es una secuencia a modo de programa informático que se irá ejecutando durante nuestra vida y como tal programa necesita de un soporte físico y del propio programa, el soporte lo conocemos bastante bien son ácidos nucleicos, el programa, es decir su expresión, estamos en ello porque su ejecución genera multitud de subrutinas que de momento se nos escapa a nuestro conocimiento.

Así en la informática a partir de la dicotomía 0 y 1 construimos un programa de aplicación que nos da facilidades para escribir y dar formato a un texto o para realizar cálculos, etc. Podemos intuir el alma de un programa informático. Podemos decir que en base a un sistema operativo o a un programa de aplicación que este ordenador u otro tienen este u otro carácter. Si es así nos estamos aproximando a conocer su alma.


La aleatoria intervención en el tiempo.

Hubo mucho tiempo para que las partículas elementales se encontraran al azar con otras para realizar su expresión y formar otras entidades que a su vez mediante el azar interaccionaran con otras que a su vez interaccionaran con otras que a su vez…. No todo lo creado triunfó en un paso adelante. –Combinaciones y recombinaciones-, solamente se han dado las posibles?, probablemente no, y su camino sería diferente generando estructuras nuevas. Llegarían hasta donde nosotros estamos? Probablemente no. Pero no olvidemos que esto lo estamos analizando y reflexionando desde lo que somos, lo que hemos llegado a ser.

Dejo para los magníficos matemáticos el divertimento de calcular las posibilidades de combinaciones de obtención de identidades en sus distintos estratos.

Empezamos a intervenir, a condicionar el azar . Lo que antes era en función del tiempo ahora estamos interviniendo este parámetro para obtener otras cosas en base de nuestros intereses, acercándolos, obligándolos a lo inevitable. Que es sino obtener sal en un laboratorio.

Utilizamos un lenguaje que nos puede confundir al aludir a la vez a lo físico y a su expresión. P.Ej. yo puedo decir que el sodio tiene un amor irrefrenable con el cloro (la expresión) y decir que si el azar hace coincidir con la energía suficiente un átomo de cloro y otro de sodio, se combinaran porque ambos compartirán los electrones ….. formando sal.

El milagro deja de ser cuando se conoce que el desarrollo se produce a partir de una única célula; y pocos fenómenos, son más emocionantes cuando se conocen sus orígenes y se predicen sus resultados.


La Vida.

Es posible que la primera manifestación de vida en la naturaleza sea la cristalografía. En un sistema hermafrodita y selectivo, que crece y adopta formas y sin salida condenado a perpetuidad, un intento fallido ?.
La cristalografía es el estudio del crecimiento, la forma y la geometría de estos cristales.

Podríamos considerar que lo mas aproximado de la creación humana de la vida artificial de la nada es el ordenador y ya ven ustedes, de momento, el resultado. Claro está que una parte importante que es la replicación, no se contempla en lo cibernético, aunque si disponemos otro sistema de replicación no sería tan importante excepto para cumplir con lo que entendemos por vida partiendo de ella misma.

Claro que en este caso lo que nos hemos saltado de una manera eficiente en la emulación de un organismo vivo es la obtención de la energía que resolvemos con una unidad de alimentación eléctrica, en vez de un diseño de todo un cuerpo y la utilización de componentes no perecederos, me refiero a que si le cortamos la energía eléctrica a un hard disk, este no se descompone de manera inmediata si sabemos que lo haría un cerebro (con la consecuente perdida de coherencia), o a una unidad de alimentación si sabemos que un hígado lo haría. Esto nos permite desde el punto de vista cibernético hibernar y volver a resucitar. Desde el punto de vista fisiológico el cuerpo está al servicio de nuestro cerebro, fundamentalmente para mantenerlo vivo y esto en el tiempo es critico, en ocasiones 4 minutos.

Esta reflexión nos pude llevar a pensar en el repuesto de órganos de nuestro sistema de aportación de energía y de hecho ya lo hacemos de forma incipiente con los programas de transplante de órganos. Órganos de otros que intentamos “adaptar” a nuestro sistema.

Dos líneas de estudio están en brega la primera por la urgencia la de mejorar los imnunodepresores para que nuestro sistema “acepte” el órgano recibido. La otra línea mas a largo plazo la utilización de la Biología para crear ad hoc un órgano propio y evitar de esta forma el “rechazo”.

También podríamos pensar en hacer un trasplante de cuerpo. De momento se nos antoja insuperable por nosotros mismos, de todos modos cada vez vemos el acomodamiento de nuestra mente en transplantes poco imaginables hasta ahora, de piernas, de brazos, de cara, aquellos que tienen que ver precisamente con lo que nosotros vemos ya no es un rechazo inmunológico es un rechazo mental de aceptación de que lo que vemos como nuestro no lo consideremos extraño sino que lo aceptemos mentalmente como nuestro.

Se han dado casos en Francia con un trasplante de brazos, …. Sería un caso similar el de aquellos tetrapléjicos que sienten tener una calidad de vida inaceptable, principalmente por su dependencia y deciden finalizar su vida, caso de Manuel Sampedro recogido en la película “Mar Adentro”.

Recordar en el año 1967 cuando el Doctor Barnard en CapeTown realizó el primer trasplante de corazón, se hablaba en aquel entonces de si el receptor iba a incorporar los sentimientos del donante, todavía teníamos dudas de que los sentimientos y emociones que experimentamos están en un “corazón” que ocupa una parte de nuestro cerebro. Y es que el lenguaje tiene mucha inercia para adaptarse al conocimiento.

Teniendo en cuenta la epistemología y en una expresión semiótica; que deberíamos decir: “le cortaron la cabeza” o “le cortaron el cuerpo”.

Si en la publicación “El algoritmo de la vida” de Fernando Flores Morador, asociamos el modelo físico (sustancial) con el hardware y el modelo químico (escénico) con el software, el modelo plástico seria la informática?.

Y es que hay maneras de ver el mundo (todo), desde el punto de vista de la expresión o desde el punto de vista de lo físico. Y todos sus estadios intermedios. Pero uno no debe negar al otro.

El conocimiento actual nos posibilita aproximarnos al entendimiento del principio y pretendemos conocer en que momento, en que estadio se unió lo intangible a lo tangible. Y si ya estaban juntos.

Mi pretensión es haber hecho un material comprensible con el que sin duda se podrá o no estar de acuerdo y que suscite la reacción para el debate y para seguir pensando.

© csl

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.