21 de abril de 2015

Coaching de salud




Superando toda la controversia actual sobre el coaching y sus usos, con todas las reservas, encontramos el sentido y utilidad que pretendemos dar a la importancia del Coaching en nuestro acervo personal a los planteamientos que siguen, indicado en el contenido total de este documento, del que tienen acceso más abajo:
En España cerca de unos 20 millones de personas padecen una enfermedad crónica. Más del 70% de los mayores de 65 años tienen de media 4 patologías crónicas. Cabe citar aquí la labor del Dr. Rafael Bengoa (asesor del sistema USA de salud), cuando dice que si los enfermos crónicos recibieran atención didáctica pedagógica de su enfermedad y fueran mínimamente controlados, sus visitas a urgencias descenderían notablemente. También es reseñable las recomendaciones en cuanto a los factores de riesgo y conclusiones del Dr. Fernando Vásconez en sus publicaciones. Todo parece encajar desde distintos caminos para concluir que el conocimiento de los factores de riesgo de las enfermedades crónicas y su conocimiento por quienes las padecen induciéndoles a manejarlas a nivel personal, ahorra muchos recursos y mejora la calidad de vida de quienes los padecen.
A continuación se resume del documento en cuestión lo más significativo para su uso práctico:

Coaching de salud: un nuevo enfoque en el empoderamiento del paciente con enfermedades crónicas no transmisibles.
Resumen del documento:
Se describe el coaching de salud como nueva tendencia en la promoción y educación sanitarias en el nivel primario de atención, tendente a lograr el empoderamiento y autocontrol de pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles. Se exponen las limitaciones en la educación para la salud tradicional y las funciones del profesional en el citado nivel que decida ser coach; también se ofrecen ejemplos de técnicas de coaching, se evalúan las evidencias científicas de efectividad, así como se valoran la posibilidad de la intersectorialidad para apoyar los cambios conductuales y la necesidad de entrenar a los profesionales del sector para tales fines.
Descripciones y definiciones:
Palmer et al, 11 describe el coaching de salud como “la práctica de educación para la salud y promoción de salud dentro de un contexto de coaching, que refuerza el bienestar de individuos y facilita en las personas el logro de metas relacionadas con la salud”.
Por otra parte, Bennett et al, 12 en el campo de la medicina familiar lo define como: “ayudar a los pacientes a ganar conocimientos, habilidades, herramientas y confianza para volverse participantes activos en su cuidado, a fin de que puedan alcanzar sus metas de salud, identificadas por ellos mismos”.
Linden et al 13 expresa en su contexto que el coaching de salud es la “intervención de salud conductual que facilita a los participantes establecer y lograr metas de promoción de salud a fin de modificar comportamientos relacionados con los estilos de vida, con el intento de reducir riesgos de salud, mejorar el automanejo de condiciones crónicas e incrementar la calidad de vida relacionada con la salud”.
Algunos autores 14 plantean que es una educación innovativa y un programa clínico emergente; otros consideran que es un nuevo enfoque que refuerza el automanejo del paciente, mejora la calidad de sus resultados, el cumplimiento del paciente con enfermedades crónicas y reduce los costos, además de aportar pruebas de efectividad. 15- 18 Por su parte, Olsen y Nesbitt 19 afirman que también mejora las conductas que constituyen estilos de vida saludables.
Creo ser uno de los del 50 % que según Bodenheimer sale de la consulta del médico de atención primaria entendiendo lo que este dice.
Aunque de mi propia aportación y después de ponerme la naturaleza en su sitio evoluciono como crónico, aceptando el informarme hasta mi propio beneficio, pero no más como para discutir con mi médico. Es decir, de mi enfermedad quiero saber lo suficiente para poder ayudar pero no lo suficiente como para discutir decisiones de mi médico.
Disponen del documento completo, que se aconseja leer en:
11. Palmer S, Tubbs I, Whybrow A. Health coaching to facilitate the promotion of health behavior and achievement of health-related goals. International Journal of Health Promotion and Education. 2003; 41(3): 91–3. MEDISAN 2012; 16(5): 783

12. Bennett HD, Coleman EA, Parry C, Bodenheimer T, Chen EH. Health coaching for patients with chronic illness. Fam Pract Manag. 2010; 17(5):24-9.

13. Linden A, Butterworth SW, Prochaska JO. Motivational interviewing-based health coaching as a chronic care intervention. J Eval Clin Pract. 2010; 16(1):166–74.

14. Kreitzer MJ, Sierpina VS, Lawson K. Health Coaching: Innovative Education and Clinical Programs Emerging. Explore: The Journal of Science and Healing. 2008, 4 (2): 154-5.

15. Huffman M. Health coaching: a new and exciting technique to enhance patient selfmanagement

and improve outcomes. Home Healthc Nurse. 2007;25(4):271-4.

16. Huffman M. Health coaching: a fresh, new approach to improve quality outcomes

and compliance for patients with chronic conditions. Home Healthc Nurse. 2009; 27(8):490-6.

17. Huffman M. Health coaching: a fresh approach for improving health outcomes and reducing costs. AAOHN J. 2010; 58(6):245-50.

18. Huffman M Evidence-based health coaching for healthcare providers. 2 th. Winchester: National Society of Health Coaches; 2011.

19. Olsen JM, Nesbitt BJ. Health coaching to improve healthy lifestyle behaviors: an integrative review. Am J Health Promot. 2010; 25(1):e1-e12.

20. Bodenheimer T. A 63-year-old man with multiple cardiovascular risk factors and poor adherence to treatment plans. JAMA. 2007; 298: 2048-55.

csl.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.