7 de noviembre de 2012

Curar Estreñimiento 2. Argumentaciones


En los comienzos de  la historia de la dietética y desde el punto de vista de la composición de los alimentos en la nutrición, se pensaba que los alimentos estaban compuestos únicamente de proteínas, grasas e hidratos de carbono, el resto del alimento es considerado sustancia de carga (fibra y algunas vitaminas y minerales). Esto es una simplificación que provoca un craso error; y es uno de los motivos por los que aparece el trastorno del estreñimiento.
Estos alimentos desprovistos de las sustancias de carga en muchos productos de nuestra ingesta las podemos resumir  en azúcar industrial y flor de harina.

Una situación análoga y en otro ámbito de cosas también sucedió con los abonos, considerados  como  nitrógeno, fósforo y potasio, únicamente, sin tener en cuenta los oligoelementos (minerales en cantidades pequeñas).
La cuestión es que hoy en día a las antiguas sustancias de carga se denominan sustancias vitales (minerales, vitaminas, oligoelementos, enzimas, fibras, etc.) de gran importancia en la salud.

La idea es reponer en nuestra ingesta estas sustancias vitales que la industria alimentaria ha retirado con objeto de ampliar su conservación o facilitar su preparación.

La forma más saludable para alimentarse.

Nada de calorías para contar. La forma más saludable de alimentarse se basa en elegir bien lo que se come y en hacer un adecuado equilibro entre las porciones de alimentos.

Así lo plantean expertos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (HSPH), quienes acaban de dar a conocer el Plato de la Alimentación Saludable (Healthy Eating Plate). Una recomendación que muestra esquemáticamente los tipos de alimentos más beneficiosos para la salud e indica los que deberían limitarse.
"Seguir un patrón similar a este plato reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y morir por esta causa o por otras enfermedades crónicas", dicen sus autores. Según el esquema, la mitad de una comida debiera estar conformada por verduras y frutas; un cuarto por granos integrales y el cuarto restante por proteínas saludables.

A diferencia de la clásica pirámide de los alimentos, el uso de una gráfica que imita un plato "es buena, porque permite enseñar a las personas la distribución de alimentos en el día", destaca la nutricionista del Inta, Isabel Zacarías.

La idea no es nueva. El plato de Harvard se inspira en MyPlate, recomendación que dio a conocer en junio pasado el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) y que divide el plato en cuatro partes: verduras, frutas, granos y proteínas. Además, sugiere tres tazas diarias de lácteos descremados o semidescremados.
Los expertos de Harvard destacan que su plato es una "versión mejorada" del de USDA, al que Walter Willett, director del Departamento de Nutrición de la HSPH, acusó de "mezclar ciencia con la influencia de los poderosos intereses agrícolas, lo que no es la receta para una alimentación saludable".

 Por eso, en el plato de Harvard explicita el consumo de granos integrales y limita los refinados y diferencia las proteínas saludables de las que no lo son, como carnes rojas y procesadas. Además, deja a las patatas fuera de las verduras, debido a su alto contenido de carbohidratos y rescata el valor de usar aceites como los de oliva y canola, ricos en antioxidantes y Omega 3.

El doctor Eric Rimm, profesor de la HSPH, explicó a El Mercurio que la razón para limitar la ingesta de lácteos es que "el alto consumo de lácteos y calcio (equivalente a tres porciones diarias) se asocia a más riesgo de cáncer de próstata y el de lactosa a cáncer de ovario, mientras que no hay evidencia de que beber mucha leche de más protección contra la osteoporosis".

Laxantes.

El laxante facilita la evacuación, pero no resuelve el problema.
Contraindicación de laxantes.-

El laxante puede resolver el síntoma (alivia el día día) pero no resuelve el trastorno del estreñimiento. Esta circunstancia agrava la situación favoreciendo el que se convierta en crónica. El laxante se instaura entonces de manera perpetua en los hábitos de vida.
Desde el punto de vista de los efectos negativos los laxantes alteran el nivel de potasio en el organismo.

Los laxantes producen estreñimiento en las personas sanas ya que vacía los intestinos prematuramente.
La frecuencia en la evacuación.-

Una persona sana no evacúa con regularidad. Evacúa cuando se han acumulado en el intestino tantas sustancias que es preciso vaciarlo. Lo mismo ocurre con la vejiga  de la orina.
De esta forma también es perfectamente entendible que el volumen de las heces dependerá de la cantidad de lo que se ingiere.

Las conclusiones deben ser no pretender resolver nuestro problema con los laxantes pues no lo resuelven, no es importante evacuar con regularidad ni siquiera la cantidad, todo depende del volumen de lo que ingerimos.
La actividad intestinal depende del sistema neurovegetativo y  actúa con total independencia de nuestra voluntad, por tanto los intestinos no se pueden educar.

Csl.
Continúa en Curar el Estreñimiento 3 – La Solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.