14 de marzo de 2017

Alimentación saludable y equilibrada




La alimentación humana
Podríamos resumir que la alimentación según el doctor Fernando Vásconez, especialista en Nefrología, Medicina interna, y Endocrinología y Nutrición debe ser ingerida en un ambiente natural y agradable, ser masticada adecuadamente (la digestión comienza en la boca) y ser, – importante - , de temporada para disponer de todas sus propiedades, lo más variada posible para disponer de materiales que permitan a todas nuestras células realizar su función (supervivencia-reproducción y trabajo-proteína). Con respecto a la proteína de origen animal, poca cantidad para tener el mínimo trabajo en la eliminación del exceso.
Ingerir unos 2 litros de líquido diario, teniendo en cuenta que la sensación de sed se pierde con la edad, completar con una hora de ejercicio moderado diario para movilizar. Una práctica recomendable es la natación, probablemente porque lo hacemos en un entorno de menor gravedad con la consiguiente descompresión de los apoyos del peso en el esqueleto y sistema muscular. Y a partir de una determinada edad la neuróloga Merce Boada, habla de la necesidad de ejercicio intelectual y social.
Algunos consideran al sistema digestivo “El segundo cerebro”. Si no lo es, por lo menos hay indicios que nos pueden hacer pensar algo parecido, quien no ha experimentado “mariposas” en el estómago cuando se enamora, o hacerse un nudo en el estómago al experimentar una situación de estrés, preocupación o nerviosismo. O cuando se nos revuelve el estómago y sentir náuseas ante una situación de miedo o asco. Existe una relación con el estado de ánimo y las emociones. Y es que últimos estudios indican que existen neuronas en el sistema digestivo que cumplen una función similar a las neuronas del cerebro, es decir producir y liberar los mismos neurotransmisores, hormonas y moléculas; de hecho la serotonina es una de ellas conocida como hormona del bienestar forma parte del estado de ánimo, la depresión y la agresividad.
Después de mucho batallar, llegué a la conclusión de que:

La salud es un estado transitorio que no presagia nada bueno.

Puede ser que nos sorprenda la edad en un momento dado por la distracción que supone el propio vivir, eso quiere decir que nuestra vida es intensa. En ese momento tenemos que esforzarnos por aprender a aceptar el envejecimiento.
Somos omnívoros, por tanto no debemos necesariamente renunciar a la diversidad en nuestra alimentación, aunque cada uno debe decidir para obtener la coherencia que le permita vivir en conformidad consigo mismo.
Es muy importante discernir entre el ejercicio físico y el “hacer deporte”. El ejercicio físico no es exigente en un esfuerzo puntual o en un objetivo ambicioso, su objetivo es movilizar nuestro sistema muscular, óseo-articular y circulatorio, durante un tiempo determinado diariamente, con objeto de obtener un buen tono muscular en el desenvolvimiento físico de las tareas diarias.
También debemos considerar la estrategia de incorporación en nuestras vidas de rutinas y hábitos, pues lo que aquí se dice no es para un día, es para toda la vida
Según Fukuoka en “La revolución de una brizna de paja”, tener en cuenta:
Los médicos cuidan a la gente enferma: la naturaleza cuida a la gente sana.
En vez de enfermar y seguir luego una dieta natural para curarse, la gente debería vivir en un entorno natural de modo que no apareciese la enfermedad.
Nos anima la reflexión de los Ocho Caminos Budistas de realización espiritual:
Alimentación correcta, Acción correcta. Sabiduría correcta.
Si falta una, ninguna puede realizarse. Si se realiza una, se realizan todas.
"Aprende a hacer el bien
Cesa de causar daño
Controla tu mente
Beneficia a los demás."
csl.


1 comentario:

  1. Con cierta frecuencia nos abruman con las maravillosas propiedades de los productos naturales que tenmos a nuestra disposición en la naturaleza.
    Lo importante es incorporar en nuestros hábitos alimentaicios la máxima variedad posible y relajarnos en atender todas las recomendaciones.
    Si desea tener un balance energético favorable para perder peso, es decir, negativo (gastar mas calorías de lo que ingresamos), la idea es alimentarse de la misma forma pero ingerir menos cantidad, y ayudar al gasto con mayor ejercicio físico.

    ResponderEliminar

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.